sara primer plano

Cuando hay fiestas en el pueblo, no hay quien se controle. Mi abuela y mis tías cocinan genial y nos preparan unos platos deliciosos, que son las típicas de cuando hay que celebrar algo. Os contaré algunas comidas ricas, ricas, de Ibiza:

Para comer: arroz caldoso o paella. El arroz ciego es muy bueno para los niños porque no tiene ninguna cáscara. Por ejemplo, se puede pedir en Cala Vedella, en el restaurante María Luisa. En la foto tenéis un arroz ciego que nos comimos hace unos días con mi familia….buenísimo¡¡. Mi primo Isaac se comió tres platos y mi hermano Paco también repitió. No quedó nada.

 

Para cenar: Recomiendo las hamburguesas de La Movida, en Sant Josep, que están buenísimas. Yo sé que a la mayoría de los niños no les gusta el pescado, pero a mí sí que me gusta. Hace poco hemos descubierto un pescado que nos encanta y se llama “morena”. Lo comimos en casa de mis abuelos.

 

En cuanto a los postres: Flaó, buñuelos o las tartas de Toni Coques. ¡Qué buen pastelero es ése hombre! Hizo la tarta de mi cumpleaños, que estaba buenísima.


Para merendar, lo que a mí más me gusta es pan de Ibiza con aceite de oliva virgen de mi abuelito y sal. Las rebanadas de pan tostado son todavía más buenas.

 

 

 

 

 

También me gusta la mermelada de Can Malacosta: Soy super fan de la mermelada de melocotón. Los cucorrois son como empanadillas que os pueden gustar y se compran en las panaderías. También las cocas de jamón y queso.
Además hay unos helados artesanos muy ricos en Sant Antoni, justo enfrente de la iglesia. Hay helados de flaó y de graixonera, y también de dulce de leche y chocolate, deliciosos.

 

 

 

También nos gustan mucho “Los Valencianos”, de Ibiza ciudad, enfrente del Puerto, a donde llegan los barcos que vienen de Denia. Mi madre y yo nunca hemos conseguido comernos uno de esos helados tan ricos sin mancharnos la ropa. ¡Nos encantan¡¡¡